Hemos visitado Galicia de una manera diferente, realizando el Camino de Santiago. Pese al esfuerzo que supone el recorrido, merece la pena poder disfrutar de la arquitectura tradicional de la zona muy bien conservada en un ambiente natural inigualable. Cabe destacar la cantidad de hórreos (antiguos almacenes de grano) y la utilización de la piedra granítica y de la pizarra en las edificaciones.

La arquitectura románica está muy presente en todos los monumentos eclesiásticos que van apareciendo por el camino hasta llegar a Santiago de Compostela donde su catedral refleja la gran influencia cultural debido al peregrinaje. Muy recomendable la visita a las cubiertas de la catedral desde donde hay unas vistas impresionantes de la ciudad y se puede apreciar el exhaustivo trabajo de restauración que se está realizando a la basílica.